Spezi 2017: De vuelta a casa (el cuento y el álbum de fotos)

Publicado por Jason Elliott Harris en

Llevamos ya unas cuantas ediciones visitadas de la Spezi como para estar ya curados de espantos. Pero esto nunca te deja de sorprender. El nivel de frikismo que se puede ver en las calles más transitadas de esta pequeña localidad durante el par de días que dura la feria dejaría en el más penoso ridículo a cualquier fanático de Star Wars que se precie. 

El ambiente es genial: gente de todas las edades, desde los más micos hasta los más mayores, todos deleitándose por igual de ver estas maravillas de la imaginación y de la ingeniería. Unas son maravillosas por lo bonitas; otras, por todo lo contrario.

 

Han sido dos días muy intensos de conversaciones con proveedores, de ver y probar nuevas máquinas, de conocer a gente interesante, y de ver cuál es la dirección en la que se produce la evolución en las reclinadas (y las otras bicis raras). Y de ver el sol mientras en España os tocaba lluvia y frío, :-DDD  

Este año hemos visto un verdadero florecimiento del quad: la versión a cuatro ruedas de un trike. Aquí ya hablamos de palabras mayores pues la ingeniería se complica. Se hace necesario instalar un diferencial, aunque parece que esa fase ya está superada, y hemos visto diferentes modelos aquí y allá. Lo más común es la instalación de sistemas de marchas internas como el NuVinci o el Shimano Alfine. Trident Trikes dispone ya de un modelo FAT con ruedas de 20 pulgadas que ha dado más vueltas que un tiovivo por las calles cerradas al tráfico; Velomo Trikes dispone de su versión para carretera; el año pasado ya conocimos el velomóvil de cuatro ruedas de Velomobiel.nl, el Quattrovelo; y el peso pesado de estas maravillas a pedales, el Armadillo, de Velove. Increíble máquina, por cierto. Es un pequeño camión a pedales.

He decidido dividir las galerías de imágenes en varios tramos, porque son muchas. La primera tanda versa sobre el ambiente general de la feria, bicicletas caseras e inventos curiosos.

GALERÍA DE FOTOS

El sábado por la tarde, al finalizar el primer día de feria, asistí invitado a la fiesta de Azub en el Cámping de Lingenfeld, quizá algo antes de tiempo. Así que esperé. Dispersos, pero de forma continua, iban llegando ciclistas desde la feria, cuya presencia sólo anunciaban sus voces entre la vegetación que flanquea la carretera. Verles avanzar por la pista que llegaba al cámping, con la cálida y anaranjada luz del sol de atardecer, era una imagen que invitaba a la reflexión.

Es una gozada ir en bici, parafraseando a mi querido amigo Pepe Añón. Para quien disfruta de esta forma de desplazarse, que es también un deporte, un país como Alemania o cualquier otro de Europa occidental es un entorno absolutamente ideal. Ideal porque la bici es un vehículo más, digno de respeto como cualquier otro, y con derechos y, por supuesto, obligaciones. Aquí nadie te lanza miradas venenosas si vas en bici por la acera porque nadie considera que la bici sea un peligro. Ni siquiera las abuelas, que pedalean al mercado para hacer sus compras diarias. Y ellas también van por la acera cuando es necesario.

Es una gozada la tranquilidad que imprime la bicicleta a las ciudades y a los paisajes. La tranquilidad y el disfrute. Ver una bicicleta circulando por una vía bordeada de árboles es una imagen que transmite paz. Ya cuando aparece la reclinada, entonces te da la risa, pero mola. A mí me encanta. No hacen más que arrancarme sonrisas, y eso que las tengo ya muy vistas...

Y aquí los estoy viendo pasar. Bicis plegables, tándems, bicis normales (¡qué convencional!), velomóviles, bicis reclinadas y a saber qué más. Una de esas imágenes para recordar.

----------

Acompañando a mi amigo Marc, de Kervelo, en su stand en el Hall 3, entablé conversación con un esloveno llamado Peter que se interesó por las Kervelo. Resulta que Peter es el único dealer de reclinadas en Eslovenia, país que casualmente visité el verano del año pasado y que me enamoró por su belleza natural. Su tienda se llama ToBi. He aprovechado ya para echarle un buen vistazo, aunque no me he enterado de nada porque está todo en esloveno -que es un idioma muy raro-.

He tenido también la ocasión de conocer a dos figuras mediáticas en el mundo de las reclinadas: Gary Solomon, director de The Laid Back Bike Report. The Laid Back Bike Report es un webcast mensual en vídeo con información y entrevistas a personas y empresas vinculadas con las reclinadas. Fue muy divertido conocerle en persona después de seguirle durante años por internet y saludarnos en Facebook.

La otra figura a quien me encontré, y en esta ocasión sin saber con quién estaba hablando, es Bryan Ball, director de la revista BentRider Online, que seguro todos conocéis, aunque sólo sea porque son los que otorgan el galardón de 'bici o trike del año'. Estábamos disfrutando de unas cervezas y buena conversación en la fiesta que organiza Azub en las cercanías de Germersheim. Hasta que nos presentamos y me dijo su nombre :-D Estas cosas van así: primero hablas un rato, y luego te presentas. Una de las cosas que me preguntó Bryan es cómo veía la viabilidad de crear un foro en español sobre reclinadas en BentRider Online. Cada vez somos más los reclinados de habla hispana así que, ¿por qué no?

Al día siguiente nos encontramos en la feria y aproveché para hacernos un selfie. 

Un selfie con Bryan Ball, de BentRider Online

En la misma fiesta conocí a Grzegorz Antonovitch, de Thor Composite (www.thorseat.eu, asientos para reclinadas en fibra de vidrio y de carbono de calidad premium, que pronto encontraréis en nuestra web). Fue muy amable. Después de contarme en detalle a qué se dedica, y de hablar un poco de las particularidades de este negocio, tuvo el detalle de regalarme un reposacabezas de su creación y que a primera vista me ha parecido de lo mejor que existe para asientos de fibra de vidrio o de carbono. Necesito probarlo, pero se adapta perfectamente a la forma de la nuca. En breve lo publicaremos en nuestra web.

Igualmente agradezco desde aquí la amabilidad del personal de Azub, en especial las personas con quienes tengo más trato -Patrik, Honza, Milan, Karel y Ales-, de HP Velotechnik -David, Alex, Gregor-, y unos cuantos más. Saludos también para Philippe, de Velofasto, uno de los dealers de reclinadas de más éxito en Francia y con también compartimos conversación agradable.

Pero no me quiero aburriros con mis experiencias personales. Este año no ha habido muchas novedades en la feria (varios fabricantes llevaban varios años seguidos sacando modelos nuevos y esto era un no parar), pero las que hemos visto eran muy interesantes.

Desde nuestro punto de vista, destacaremos lo siguiente (atención que va una larga lista).

RECLINADAS

Azub (www.azub.eu). Esperábamos con ganas la introducción del motor Shimano Steps como una opción para sus trikes. Y nos ha gustado, es un motor muy cómodo y eficiente. Pero lo que no esperábamos era la opción de componentes que tanto mejora la disposición de los mandos en los manillares de Azub (un punto que, personalmente, no nos gustaba nada): Azub introduce los mandos Shimano Metrea (http://www.shimano-metrea.com), pensados para bicicletas de triatlón y que vienen como anillo al dedo a los manillares bajo asiento. Estéticamente, quedan de lujo; ergonómicamente, igual; pero además, son componentes de alta gama, con todo lo que ello implica: 1x11 o 2x11 velocidades. Con una gama de piñones tan amplia, en muchos casos se puede prescindir del doble plato. 

GALERÍA DE FOTOS

HP Velotechnik (www.hpvelotechnik.com). No hemos solicitado todavía el nuevo Scorpion como modelo de prueba, pero era tal como lo esperábamos: una máquina preciosa, con un estilazo, un diseño superior y el más ligero de los trikes de HP Velotechnik.

Kervelo (www.kervelo-bike.com). La bicicleta semirreclinada convertible en trike se fabrica en dos versiones, aluminio y acero. Por las características de los materiales, los tubos de aluminio necesitan un mayor grosor que los de acero, por lo que el mismo modelo, en aluminio, resulta mucho más atractivo desde mi punto de vista. Claro que para gustos hay colores. La versión en acero, un metal más flexible y resistente, es de tubos bastante más delgados. Opciones para esta bicicleta: con una misma parte frontal se pueden realizar diversas configuraciones: Bicicleta sencilla, bicicleta con suspensión trasera, triciclo rígido, triciclo basculante, y las mismas opciones motorizadas. Muy interesante para quien busca una posición más erguida y un punto de vista más elevado que las reclinadas convencionales.

Wolf & Wolf (www.wolfundwolf.ch). Es una pequeña empresa suiza que fabrica bicicletas reclinadas de una sencillez exquisita. Hace tres años que la conocemos pero sólo venden a compradores finales, por lo que no habíamos establecido contacto. Este año, sin embargo, no he podido evitar probarlas. Como veréis en las fotos, el diseño es muy sencillo, práctico, con el mínimo posible de piezas móviles -con esto se ahorra peso y averías-, y con un resultado estupendo para una bicicleta que pretende ser para carretera y buenos caminos.

CARGO BIKES

Cargo Bike Monkey (www.cargobikemonkeys.com). La empresa en la que trabajan conjuntamente Kirk Seifert, de Icletta, y Rainer Hovemann, de Traix Cycles, produce dos bicicletas de carga muy similares que se diferencian, básicamente, en el tamaño de la caja de carga. Lo de 'caja' es un decir, pues se trata de un espacio entre las barras que conforman el cuadro de la bicicleta. Los dos modelos -Turbolader y Radlader- se caracterizan por una estética muy peculiar y atractiva, y las bicicletas se manejan realmente bien. Otra característica casi única es su dirección: A diferencia de otras bicis de carga que conectan el manillar con la rueda delantera mediante una barra, las Cargo Bike Monkeys lo hacen con cables que recorren la bicicleta desde el manillar hasta la horquilla delantera. Esto aligera la bicicleta y permite ángulos de giro imposibles de conseguir con una barra.

Esta misma característica la comparten las Cargo Bikes de PedalPower (www.pedalpower.de), que también tuvimos ocasión de probar, y en este caso con motorización eléctrica. Extraordinario manejo, bicis rápidas y muy agradables de conducir. Además, el espacio para la caja delantera es muy amplio, lo que permite cargar mayores volúmenes.

La cargo bike Libelle (www.libelle-lastenrad.de) nos asombró por lo innovador de su concepto: bicicleta de carga fabricada en carbono (super ligera) y reforzada con Kevlar, con una caja delantera aerodinámica, diseñada para llevar niños -y/o cajas de cerveza-. Evidentemente no es una bicicleta para cargas muy voluminosas, pero es perfecta para familias que necesiten trasladar a uno o dos niños pequeños y hacer la compra. ¿Quién no necesita hacer la compra? Pero lo más interesante de esta bici es que se puede dividir en dos para usar la parte de delante como carrito para niños -o para comprar cerveza-. Nos ha encantado, tanto por su diseño, como por sus prestaciones y el ingenio que lleva incorporado. En breve la encontraréis en nuestra web.

FOTO LIBELLE

VELOMÓVILES

Otro concepto que aplaudimos enérgicamente es el velomóvil de madera, pero que nadie diría que es de madera (Sitko Velo, www.sitko-velo.de; tan nuevos que la web la tienen todavía en latín). La perfección de sus acabados y la pureza de sus líneas, sumando el hecho de que va pintado en blanco, ocultan perfectamente el material base desde el exterior. En la parte interior sí permite apreciar el material en el que está construido, y no sólo eso. El asiento, forrado en corcho, oculta varios compartimentos para guardar la chaqueta, el móvil, repuestos y herramientas. La apertura es vertical, como la de un deportivo de lujo... de madera. Sólo mide 2,40 metros de largo, y es... muy cuco.

Agilo Velomobile

Asistimos con admiración a un diseño más refinado del EC Velo (www.ecvelo.com), y a su estreno como 'convertible'. Ya se puede disponer de él total o parcialmente cerrado. Ha sido muy acertada la elección del color negro para la parte inferior y otro color para la parte superior; multiplica su atractivo por diez. Lo hemos vuelto a probar básicamente para que lo veáis, aunque el comportamiento sigue siendo el mismo que el del vídeo que publicamos el año pasado. Un cambio: la versión abierta lleva una rueda trasera de 26 pulgadas (Azub TriCon 26). Una novedad: versión en carbono, 10 Kg menos que el EC Velo original. Lo mejor de este bicho: el precio. Desde 5.400 euros, IVA incluido. 

Si tienes cualquier pregunta o te interesa algo de lo que aquí hablamos, no dudes en llamarnos o escribirnos un mensaje por correo electrónico. Estaremos encantados de compartirlo contigo.


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


Dejar un comentario

Por favor, tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados